Querido padre de familia. 

La Corporación Educativa Minuto de Dios me ha encomendado esta hermosa labor de orientar el camino de nuestra institución y sólo con la ayuda de ustedes lo podré lograr.

Aprovecho esta oportunidad para ponerme al servicio de ustedes y buscar todo lo que esté al alcance a fin de poder culminar nuestro año lectivo con la satisfacción del deber cumplido y seguir brindando la educación de calidad que tenemos y queremos.

Agradezco la confianza depositada en nosotros y tengan por seguro que continuaremos brindando lo mejor.

Recordemos que, cada año trae sus propios retos y metas, las cuales debemos luchar y conseguir. Por ello, este es el espacio para iniciar con el cumplimiento de las mismas. Les invito que cada día nos esforcemos por ser los mejores, ya que no existen cosas imposibles, sino hombres incapaces.

Finalmente, les deseo un año muy lleno de gracias y bendiciones en Jesucristo y que él sea el guía de nuestras vidas y a ejemplo suyo caminemos en el servicio a los demás como lo hizo nuestro fundador el Siervo de Dios P. Rafael García-Herreros. 

¡QUE NADIE SE QUEDE SIN SERVIR¡

admisiones-colegio-siglo-xxi
r2-10
r4
rcronograma
r3-circulares
uniformes
r5-videos3
r4-galeria
r5-utiles-2
r5
r6
r7